Diseña un sitio como este con WordPress.com
Comenzar

Historia de las fresas en México

Todos estamos familiarizados con el dulce sabor, forma y textura de la fresa, tanto que es difícil imaginar una época en la que esta berry no era consumida en nuestro país, pero ese tiempo existió. A pesar de que México es uno de los productores de fresas más importantes a nivel mundial, esta frutilla no es originaria de nuestro país. 

Existen algunas incongruencias en los datos históricos recabados respecto al inicio de su producción en México, pero la realidad es que dicha berry llegó a nuestras tierras provenientes de Francia hacia el año de 1849. De acuerdo al libro “Apuntes Históricos de Irapuato”, publicado por Genaro Acosta, en 1852, un total de 14 plantas de fresas fueron llevadas a Irapuato por Nicolás Tejada, jefe político de dicho distrito, para ser plantadas al borde de un río. Dichas plantas no fueron cultivadas, hasta 1858 que una persona cuya identidad es desconocida, adquirió 30 plantíos de fresa que pretendían ser cultivados. Como dato curioso, de este cultivo se tomaron las fresas con las que se creó la primera nieve de fresa en el distrito. 

El cultivo de fresas no fue relevante sino hasta 1880 cuando el alemán y horticultor, Oscar Droege, asentado en Irapuato, enseñó a los agricultores de la localidad la forma y técnica correcta de cultivar las fresas. Las cosechas posteriores dieron frutos, y se extendieron a otras haciendas, entre ellas la de Buenavista, donde el propietario de la misma impulsó el comercio de la fresa. 

A partir de este momento el impulso y el comercio de la fresa continuó creciendo gracias a diversos factores que le favorecieron durante la época del Porfiriato, entre ellos el Ferrocarril que permitió mayor comunicación con la capital de la República Mexicana.  A su vez, debido a las influencias francesas que el país adquirió durante esta época, la gastronomía también se vio influenciada de la cultura francesa y la fresa adquirió mayor relevancia. 

Hacia la década de los 40, Guanajuato se posicionó como el mayor productor de fresa del país, pero a inicio de los 70, Zamora, Michoacán obtuvo el primer lugar gracias a su ventaja de mayores recursos hídricos y empresas congeladoras, además de las cuotas de plantación impuestas por la Comisión Nacional de Productores de Hortalizas (CNPH). En la década de los 80, Baja California se volvió productora de fresa, y gracias a la cercanía con E.E.U.U., logró alcanzar una producción mayor que le permitió superar en 1999 al estado de Guanajuato, dejándolo en el tercer lugar. 

La alta calidad en la producción de fresas en México, le permitió al país convertirse en el mayor exportador de fresas del mundo en 2020, desplazando a España. De acuerdo a la Secretaría de Economía, las exportaciones de fresas mexicanas alcanzaron ganancias de 851 millones de dólares durante el año anterior, esto equivale a un 12.4% de crecimiento. Si bien el año anterior trajo consigo un sin fin de problemas, fue gracias al mismo virus que, de acuerdo con el Departamento de Agricultura de Estados Unidos, las compras de productos alimenticios más saludables se vieron beneficiadas en el mercado debido al temor de las personas por el virus. 

En la actualidad los estados mexicanos que producen mayores cantidades de fresas son Michoacán, cuya aportación es del 68.7% respecto al volumen total, le siguen Baja California con 17.9%, Guanajuato con 9.4%, Baja California Sur con 1.9% y el Estado de México con 1.2%.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Web construida con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: